Música: Metallica – S&M with The San Francisco Symphony Orchestra

Recuerdo que por el año 1998, un compañero de secundaria me grabó varias cintas con los discos de Metallica. Los cuidaba mucho y hasta les dibuje sus propias caratulas. Fueron mis inicios en mi adolescencia por el gusto del rock y principalmente el metal. Ya en el año 1999, escuché por radio que Metallica sacaría en varios formatos un concierto con la Orquesta Sinfónica de San Francisco. La espera fue grande. Hasta que una tarde de 1999, mi mismo compañero de secundaria me entregaría las cintas que le pase, pero esta vez con S&M. Llegué rápido a mi casa y lo primero que hice fue escuchar dichas cintas. Me marcó, fue único. Mi banda favorita haciendo algo nunca antes hecho, para mi a esa edad, que era mezclar rock con instrumentos sinfónicos. Alucinante. .
Ya más viejo pude ver el material audiovisual en DVD de este concierto y ahora lo he vuelto a ver para contarles mi impresión sobre dicho material. 
Los inicios de la relación de Metallica con la música sinfónica se inician  no en 1999, sino en 1991 cuando Michael Kamen compuso la sección sinfónica para el tema Nothing Else Matters del Black Album de Metallica. Creo que desde ahí para el mismo Michael Kamen nacieron las ganas de grabar algo más extenso y combinar estos dos maravillosos mundos. Ese sueño se cumplió los días 21 y 22 de Abril de 1999 en el Berkeley Community Theater en California. 
Todo comenzó con la muy conocida introducción de Metallica: The Ecstasy Of Gold, tocada esta vez por la misma Sinfónica de San Francisco. Luego para dar paso a The Call Of Ktulu. Mi impresión a escuchar esa cinta y ahora ver el material audiovisual, es de estupor. Cómo pudo llevar Metallica la historia de esta mitológica criatura del mundo de H.P. Lovecraft a la música y ya en el disco Ride The Lightning transportarnos a ese mundo maravilloso de ficción y ahora llevar dicho clásico al maravilloso mundo de la música clásica.
Clásico tras clásico fueron apareciendo en este material. Temas de la época trash metal de Metallica, tocando por ejemplo Master Of Puppets, Battery, The Thing That Should Not Be, For Whom The Bell Tolls y One. Dando cabida también a temas posteriores, del disco Black Album con los temas Of Wolf And Man, Wherever I May Roam, Enter Sandman y Sad But True. Cabe destacar Nothing Else Matters, y su excelente calce con el mundo de la música clásica. Bello registro al inicio del segundo set de dichos conciertos en Berkeley.
También la banda le dió cabida a temas ya mucho más comerciales, de la época de los cercanos a esa fecha discos Load y Re-Load. Tocando Fuel, The Memory Remains, Until It Sleeps, Hero Of The Day, Devil’s Dance y dando espacio a dos canciones del dicha época como Bleeding Me y Outlaw Torn, que destaco. Una Metallica más progresiva ya no tocando trash, sino piezas complejas de rock y sumando en este caso su complemento sinfónico entrega un registro impresionante. 
También la banda estreno dos temas nuevos, hechos para esa ocasión, como No Leaf Clover y Human
Metallica mostrando como los grandes del rock pueden convivir y complementarse de gran manera con el mundo de la música clásica. A mis 16 años en 1999 me hizo poner play muchas veces en las tardes a estas cintas. Me sucedió que mi memoria auditiva ayudo a recordar que track venia al concluir otro. Han pasado 20 años y me sigue maravillando Metallica. Banda que ha arriesgado mucho ganándose toda mi admiración. Material imprescindible.
 
Autor: Metallica
Obra: S&M with The San Francisco Symphony Orchestra
Originalmente publicado: 1999
Formato: DVD 
Calificación: Imprescindible  

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *