Música: Jethro Tull – Stand Up

Como meta este año, tengo planeado escuchar nueva música. Ampliar mis horizontes musicales y escudriñar en el por qué de las grandes obras del rock.

En esta ocasión, me introduje en la historia de la banda de rock folk Jethro Tull.
Banda inglesa formada en 1967, con su primer álbum “This Was” en 1968. Grupo musical con muchos cambios de integrantes desde sus orígenes, pero manteniéndose el vocalista, flautista y mayor compositor Ian Anderson y el guitarrista Martin Barre.
Con su primera placa Jethro Tull se acercó al blues gracias a su primera guitarra  Mick Abrahams, pero Anderson quería dar a la banda un giro hacia al folk, causando la salida de Abrahams. Desde ahí comenzaron sus grandes éxitos como “Stand up” (1969), “Aqualung” (1971) y  “Thick as a Brick” (1972). Estableciendo su folk rock progresivo que permitió vender millones de discos y cientos de miles de personas en sus conciertos.
Para entrar en el mundo Jethro Tull, decidí escuchar su segundo álbum, “Stand Up”.
Comienza con la canción “A New Day Yesterday”, que habla de entrar en el juego del amor. Ese beso de ayer, ese viejo día que es un amanecer. Un nuevo despertar, conociendo que no es nada seguro y ese juego conlleva perder. Base rítmica estable que lleva a Anderson a jugar con su flauta, y mostrar sus dotes de frontman únicos.
“Jeffrey Goes to Leicester Square”, música fresca y dinámica que permite a Ian Anderson relatar hermosamente las aventuras de su amigo y futuro bajista de la banda Jeffrey Hammond (1971–1975) con una bella mujer, que conoce en la plaza de Leicester. Mujer interesante, que lleva al personaje enamorarse.
“Bouree”, tema instrumental de una técnica única. Tema clásico de la banda. Tema inspirado en la obra de Johann Sebastian Bach, Bourrée in E minor. Muestra el folk progresivo a su máxima expresión, donde la base rítmica juega con la flauta mágica de Ian Anderson.
Con “Back to The Family”, Anderson nos relata ese momento que a pesar de querer nuestra independencia, la vida es muy dura en la adultez y debemos volver a casa. Puede que haya sido alguna experiencia personal, la experiencia del duro precio de vivir solo.
Uno de mis temas favoritos por su letra y composición musical, es “Look into The Sun”. Te transportas a un atardecer en la playa y meditar mientras el sol cae. Pensar todo lo hecho y por hacer. De recuperar el tiempo perdido. Uno de sus extractos, en la letra, que me transportan es “It is not too late, only begun, we can still have summer”. Simplemente hermoso.
“Nothing is Easy”, tema que tiene una unión con “Back to The Family”, donde a pesar de lo difícil de la vida, debemos tomarla como es. Sólo relajarse y vivirla.  Tiene un solo de flauta inicial que juega con la base rítmica genial. Que crece y da inicio a este clásico.
Luego uno de sus temas con más raíz barroca y medieval del álbum, “Fat Man” donde Anderson relata una historia. Dónde te lleva a medievo y conoces la historia de un simple hombre que no quiere ser gordo. Que por eso, no tiene mujer. Persona disconforme con su apariencia. Anderson usa su humor negro, indicando el personaje que sólo ganaría a alguien delgado rodando colina abajo.
Con “We used to Know”, conectamos inmediatamente su lírica con “Nothing is Easy” y mostrar lo difícil de la vida adulta con sus responsabilidades. Sólo saber que los malos días del pasado y presente van y vienen. El juego guitarra – flauta es sublime.
Otro de mis puntos altos es “Reasons for Waiting”. A sido mi consigna en estos tiempos difíciles. La paciencia por esperar próximos días buenos. Que todo llega a su tiempo.  Un tema medio tiempo con un inicio hermoso y esa flauta galopante que da paso a una guitarra suave con la voz melódica y expresiva de Anderson. Flauta, acompañada de instrumentos de cuerdas. Sublime.
Terminamos con “For Thousands Mothers”. Miles de madres y padres sobreprotectores. Sobreprotección que lleva a los padres desconfiar de las cualidades y destrezas de sus propios hijos. Anderson habla de dejar ser a esos hijos lo que quieren llegar a ser. En este tema la fuerza de la base rítmica que es muy notoria y con un juego entre la voz y la flauta de Ian Anderson que hace este tema en vivo casi imposible.
En grandes rasgos, excelente disco. Muy recomendable. Su música remarca lo excelente de Jethro Tull y de Ian Anderson como unos de los mejores frontman de la historia del rock.

En las composiciones, se nota ese tinte terrenal – existencial. Que se marca a fuego la vida adulta, donde lo esencial es levantarse y seguir. Alcanzar la madurez y disfrutar esta vida, a su tiempo y en su tiempo. Sin apuros.

Autor: Jethro Tull
Obra: Stand Up
Originalmente publicado: 1969
Calificación:
Imprescindible

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *