Cine: The Social Dilemma

Comenzando el año 2008, partía la masividad para una de las redes sociales más famosas: Facebook. Como uno más, abrí mi cuenta y comencé a saber de conocidos y familiares que en años no había visto y sabia de ellos. Cada día me sumergí en esta red social. Sus juegos online, comenzaron mi adicción. Sin darme cuenta estaba horas metido en el computador y preocupado de los “me gusta”, comentarios, noticias, juegos, chat, etc. Esta red social había cambiado mi comportamiento, mi vida. Peor aún, no era el único.

El pasado 2020 llegó  a Netflix este documental que aborda el lado oscuro de las redes sociales. Los propios creadores y trabajadores de estas empresas dan su testimonio de como los algoritmos creados buscan atrapar más y más a la población mundial. A condicionarlos, a manipularlos, a venderlos a los grandes consorcios mundiales.

Comenzamos de la era de la información; a la era de la desinformación. No nos dimos cuenta del tema ético en las redes sociales. Por una cara ayudaba a la sociedad a conectarse; pero por su otro lado son una maquina de hacer dinero. Estas redes sociales no te ven como un ser; sólo un simple producto que producirá dinero para ellos. Simplemente creamos “El Capitalismo de Vigilancia”. Algo horrendo, utópico, distópico, esta creciendo día a día. Nos venden, lo peor, afecta a la juventud, afecta en su comportamiento, el uso de su tiempo libre, de descanso, consume sus vidas.

Las redes sociales son tecnologías persuasivas, ya que buscan tu atención para que constantemente estés viendo tu teléfono móvil o uses tu computador en ellos. Hackean la mente de las personas. Es una inteligencia artificial que controla al mundo. Como seres humanos perdimos el control de dichos sistemas de inteligencia artificial. Somos unos verdaderos zombis.

El otro tema tratado, es lo que afectan dichas redes sociales a las democracias en los países en el mundo. Todo por medio de la masividad de las conocidas “fake news”. Da la posibilidad de la proliferación de grupo de discusión donde casi la totalidad de la información es falsa y amenaza el orden conocido. Esta tecnología no es una amenaza existencial, es la habilidad de la tecnología para sacar lo peor de la sociedad y lo peor de la sociedad es la amenaza existencial. 

Estas redes sociales son monstruos digitales. Repito, causan una utopía y una distopía al mismo tiempo. Sin palabras.

Aunque las regulaciones y leyes aún están muy atrasadas, incluso en Estados Unidos, estamos a tiempo para mantener a raya y entregarles un marco ético de funcionamiento y crecimiento. Depende de todas las naciones del mundo en poner en tabla dichas regulaciones a la confidencialidad digital. Pero por mientras, en lo personal, deje de utilizar todas mis redes sociales. Ya desde visto este documental, no he visitado ni preocupado de dichas tecnologías. El celular dejó de ser visto de forma compulsiva y me da una libertad que permite utilizar ese tiempo en otras actividades. En lo propio, no pienso seguir en ellas. Se puede vivir sin las redes sociales, no lo son todo en Internet. En lo que cuenta a este documental marca un antes y un después en mi vida. Simplemente imprescindible.

Título: The Social Dilemma
Año: 2020
Director: Jeff Orlowski
País: Estados Unidos
Calificación: Imprescindible

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *