Cine: Joker

Son pocas las películas que detallan la cruda realidad que deben enfrentar las personas con alguna enfermedad o trastorno mental.  La precariedad a la cual viven, las pocas o nulas oportunidades de crecer en algún campo o pasatiempo. En este caso Joker, del director Todd Phillips, muestra ese mundo de decadencia y pocas chances de soñar y progresar.

Es 1981 y Arthur Fleck (Joaquin Phoenix) batalla por sacar a flote una carrera como payaso de fiesta y además con ganas y sueños de llevar una carrera como comediante. El limitante van en su trastorno médico que lo hace reír en momentos inapropiados y causar situaciones incomodas y que molestan a las personas que lo rodean y desconocen su enfermedad. Aún así va cada día a trabajar y se preparara para cuando el momento de hacer reír le de una oportunidad de triunfar. Sueña con aparecer en el programa de entrevista de Murray Franklin (Robert De Niro) que ve cada noche con su madre enferma. Además su madre esta obstinada en creer que Thomas Wayne (Brett Cullen) va leer sus cartas enviadas pidiendo ayuda monetaria, ya que ella en su juventud trabajo para él. A Arthur van las cosas de mal en peor y es despedido de su trabajo como payaso al ser sorprendido con un arma de fuego. Además ya no recibirá más ayuda psiquiátrica y su medicación por falta de recursos de los programas sociales de Gotham City.

Desde ese momento la vida de Arthur Fleck va de la realidad a los delirios, que lo llevan a delinquir, asesinar y mostrar los inicios del malvado The Joker. No tiene ya nada que perder.

La actuación de Joaquin Phoenix es monumental Con un gran trabajo en el desarrollo de su personaje. Bajar de peso, meterse en la mente de una persona con un trastorno mental grave, meterse en la mente de un asesino no es trabajo fácil y él lo logra con creces. No sólo la actuación de Phoenix lleva esta película a lo mejor de la década; sino también de mostrar la decadencia, la pobreza, la anarquía, la falta de oportunidades, lo más bajo en lo cual puede llegar el ser humano en una ciudad que no le ofrece nada bueno a sus habitantes. Vemos los primeros pasos de lo que seria Batman, y de la lucha que entablaran en muchos años más. No sé si será este The Joker o otro que tomara su posta.

Hago también apunte a algo muy interesante. Viendo como van las cosas en Chile en lo social y político, muestra un panorama similar al de la película. Pocas oportunidades, anarquía social y de seguridad y una sociedad que se cae a pedazos. Son los ingredientes ideales para el nacer de personajes como The Joker. De la ficción a la realidad, un mero paso. Imprescindible de donde se lo mire. De lo mejor del año 2019 y su década.

Título: Jocker
Año: 2019
Director: Todd Phillips
País: Estados Unidos
Calificación: Imprescindible

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *